Inicio Convergencia ¿Qué ves cuando me ves?

¿Qué ves cuando me ves?

203

Con permiso de Divididos… ¿Qué ves cuando ves la pantalla?

Porque estamos a minutos de la apertura de Jornadas 2020 de ATVC, evento en el cual les operadores seguramente reafirmarán su condición de servicio NyC (nacido y criado) en competencia, y sin regulación a la vista, protestarán por haber sido incluidos en el decreto 690 como “servicio público”.

Jornadas Internacionales es uno de esos eventos dónde se tantea (ahora virtualmente) el clima del sector audiovisual y dónde la «coopetencia» con los OTT viene debatiéndose hace rato.

Por lo pronto la semana pasada se conoció el informe de Parrots Analytics, publicado por Newsline Report y Contenidos.News, según el cual la audiencia argentina migra su atención a otras plataformas de contenidos además de Netflix.

Amazon, Disney+, Hulu, HBOMax y AppleTV+ posicionaron algunos de sus productos en el top ten, intercalados con los de Netflix.

Al mismo tiempo, es notorio el agite que se promueve para el uso de Cine.Ar, la plataforma del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

Quedará para después de la pandemia saber del destino de los contenidos que supieron estar en Bacua.ar.

Pero lo cierto es que aun cuando avancemos hacia la nueva normalidad, con todes vacunades y con barbijos en las calles, el consumo de contenidos audiovisuales mantendrá un alto nivel de recurrencia porque genera una costumbre, un hábito que será difícil de olvidar o abandonar.

Semanas atrás, Marcelo Tulisi, Presidente en Cámara Argentina de Cableoperadores Pymes (CACPY), cuestionaba con frustración la incorporación de la TV paga como servicio público, dado que su principal función es el “entretenimiento”.

Pero, desde un punto de visa de infraestructura, es muy grande la porción de la población que accede a los canales de noticias sólo a través de la TV paga. Y ahí talla el derecho a estar informado.

A su vez, los operadores de cable que ofrecen contenidos compiten o cooooompiten con los prestadores de acceso a internet, dado que a la hora de ajustar los gastos del hogar les usuaries preservan internet por sobre la TV o la telefonía.

Situación que ya se vivió en la Argentina allá lejos en la crisis del 2001-2002.

Mientras tanto, el otro rincón de ciudad gótica, o sea en la Cámara de Diputados, las Comisiones de Comunicaciones y de Educación dieron dictamen favorable a un proyecto de ley para garantizar el acceso y la navegación gratuita en las plataformas educativas para les educandes de las escuelas públicas; haya o no pandemia.

El ministerio de Educación será quien determine cuáles son esas plataformas. Y el proyecto contó con el acompañamiento de todas las bancadas, menos la del Frente de Izquierda. Veremos cuándo y cómo llega la iniciativa al recinto.

Ahora, mientras aquí seguimos discutiendo si los servicios son o no públicos y qué significa eso, en el globo ya se habla de 6G.

Se prevé que la sexta generación de redes inalámbricas cuente con una velocidad de conexión de 1 Terabytes (TB) por segundo, 50 veces más rápido que la tecnología 5G y que provea interfaces de aire novedosas, nuevas arquitecturas de red, servicios avanzados como la realidad extendida (XR) inmersiva, holograma móvil, réplica digital, realidad virtual basada en vídeo UHD de 16K, entre otros.

Para las principales firmas de la industria la fecha de comercialización temprana del 6G podría ocurrir en el 2028, mientras que la comercialización masiva en el 2030.

Cuando aún hay despliegue de 4 y 5G por cumplir, cuando aún la monetización del 5G no está clara, aunque Nokia asegure que si, ya se está hablando de 6G.

Pero esto pasó siempre en la industria más dinámica.

Tan pero tan dinámica, que desde el país sin precisiones de espectro para 5G (por ahora, diría Chávez) leemos en el informe de Nokia que «Se prevé que la participación de las tecnologías 5G, las aplicaciones y servicios habilitados en el gasto total en TIC sea de $ 4,5 billones, o el 75% del gasto total en TIC, en 2030”.

La conversión forzada de ciudadanos analógicos en digitales, lleva a que «el consumo mundial anual de TIC aumente de 2,8 billones de dólares este año a 6 billones de dólares en el 2030»-

Guarden los datos, que en un par de años serán revisados.

Artículo anteriorMaría Victoria Sukenik
Artículo siguienteAmbrosini prometió créditos a tasa subsidiada para el sector audiovisual
Andrea Delfino
TelcosMedia es para mí la materialización de una idea que me rondaba hace rato, casi desde que dejé de hacer el Telcos, allá lejos y hace tiempo, durante el proceso de desregulación de las telecomunicaciones. La industria atraviesa hoy un momento que en muchos aspectos se parece al de aquellos años. Y yo aquí, con un par de canas más, firme al pié del cañón como testigo privilegiada de un proceso en el que finalmente veremos un mercado que abrirá la competencia de todos contra todos. Y este "momentum" tan especial de la industria, en el que todos los días hay novedades, muchas en ON y muchas más en OFF, es la excusa ideal para este revival telco que está dando forma al TelcosMedia, una aventura en la que espero me acompañen.