Inicio Economía del Conocimiento Indagarán a extitular del Enacom por supuestas presiones a Daniel Vila

Indagarán a extitular del Enacom por supuestas presiones a Daniel Vila

384

El ex titular del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Miguel de Godoy, fue citado a indagatoria en la causa en la que se investigan las supuestas presiones del gobierno de Mauricio Macri al empresario Daniel Vila para que cediera al Estado las frecuencias de telecomunicaciones que en su momento le fueron otorgadas a una de sus empresas, informó la Agencia de Noticias Télam.

La convocatoria fue dispuesta por la jueza federal María Servini para el jueves 16, según fuentes judiciales, que explicaron que será la última de una cadena de indagatorias a exfuncionarios de ese Ente supuestamente involucrados -con distintos grados de responsabilidad- en la maniobra.

Lo que se busca reconstruir con las indagatorias a los exfuncionarios de Enacom es cómo fue que un documento que Vila le firmó a Macri a modo de garantía llegó a la justicia antes de lo previsto: se trata de un desistimiento a una medida cautelar que le había permitido quedarse con la frecuencia adjudicada aun cuando el Poder Ejecutivo había ordenado la desadjudicación.

En una entrevista que le concedió al diario Perfil, Vila contó cómo fue la secuencia que lo llevó a entregarle ese documento firmado al entonces presidente Macri bajo el acuerdo de que ese desistimiento sólo se presentaría cuando el empresario hubiera vendido la empresa Supercanal.

“Durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se llama a licitación para la adjudicación de espectro, lo que se llama el 4G, para telefonía celular. Nos presentamos. También se presentaron Telefónica, Telecom y Claro. Ganamos la licitación, pero fue uno de los tantos momentos de problemas con la convertibilidad que tiene la Argentina entre el dólar y el peso. Teníamos los pesos depositados en el banco, pero en ese momento el Central te entregaba dólares con cuentagotas”, explicó.

“No pudimos cambiar esos pesos en dólares y una de las condiciones de la licitación era que tenías que pagar en dólares. Telefónica, Claro y Telecom no tuvieron problemas porque tenían sus casas matrices afuera. Nosotros no pudimos hacerlo y Cristina Fernández nos desadjudicó. Fuimos a la Justicia, planteamos una medida cautelar diciendo: ´No es que no quiera pagar. Ahí está el dinero´. Aun así nos desadjudicaron. Entonces planteamos una medida judicial”, continuó en aquella entrevista.

Se trataba de una medida cautelar que les permitió frenar la desadjudicación e iniciar una disputa judicial que podría tardar años en resolverse, pero las cosas cambiaron cuando Macri ganó la elección, según surge del relato del propio empresario.

“Un día (Macri) me invita a comer a su casa en Los Abrojos, con su señora y mi señora. En el momento que nos íbamos me saca el tema. Me dijo que ya había arreglado la adjudicación del espectro con un competidor mío y que se lo devolviera. Le dije que era imposible. ´No lo puedo devolver, porque es mi carta de reaseguro de que esta empresa pueda crecer algún día´. Finalmente quedamos de palabra que le iba a entregar el desistimiento de esa cautelar y él lo guardaría hasta que yo pudiera vender Supercanal”, relató ante el periodista y empresario de medios Jorge Fontevecchia.

Vila relató en aquel reportaje que el entonces presidente le planteó que tenía previsto un esquema para las telecomunicaciones en el que solo entraban las empresas monopólicas y no las suyas. Y agregó: “Le dije que la semana siguiente se lo mandaría (desistimiento). Y así lo hice. Con el pacto de que no lo podía mostrar. Le dije que lo guardara en la mesa de luz. A los seis meses me llama mi abogado desde el juzgado y me dice: ´Presentaron el escrito de desistimiento´”.

“Es lo que se llama clásicamente una traición. Los abogados actuaron porque él comete un error procesal formal. Le faltaba una firma al escrito. Eso nos sirve para que la Justicia deje sin efecto ese desistimiento. La causa judicial continúa. Pero ahí viene el paso dos del expresidente. Me presenta una denuncia penal. Lo hace Oscar Aguad, ministro de Telecomunicaciones. Fue un modo de extorsión”, completó.
De acuerdo al expediente judicial que instruye la jueza Servini, en el que interviene el fiscal Guillermo Marijuan, aquel desistimiento fue presentado ante un tribunal de apelaciones de Mendoza a través de dos abogados del Enacom que viajaron a esa provincia con un sobre cerrado.

De acuerdo con las indagatorias ya tomadas, el sobre cerrado con la presentación salió de las manos del propio De Godoy, hasta llegar a la sede judicial donde se materializó.

Fuente: Télam