Inicio En Off Portablemente

Portablemente

596

Avanza la portabilidad fija.

Este podría haber sido un titular rimbombante en los primeros años del siglo, pero hubiera sido mentira.

Recién ahora se puede decir a ciencia cierta que se está avanzando en la normativa y en la operatoria para la implementación de la portabilidad fija.

¿Qué significa?

Bueno a quienes desconocen los términos, si es que hay alguien por estos lares, portabilidad es la capacidad de cambiar de proveedor sin perder el número de teléfono. Algo que ya se ejecutó en los móviles, y ahora recién se está por implementar en las líneas fijas.

En épocas en que las móviles hablan de compartir infraestructuras, se avanza en la portación para líneas fijas que tendrá como primera consecuencia que otras empresas distintas a las incumbentes (ahhh cuánto hace que no uso ese calificativo) o sea Telecom y Telefónica, brindarán el servicio de telefonía fija.

Ya no con numeración propia sino con el mismo número que el cliente ya tenía.

O sea… el cliente es dueño del número.

Claro que líneas fijas quedan algo así como 6,5 millones, ya que los datos de penetración país no aparecen en el Datos Abiertos de Enacom pero, más o menos, estamos en esa cifra.

Y también es cierto que ya no es un indispensable entre los ítems de servicios previstos al construir una casa, y que las nuevas generaciones tienden a dejar de usar el teléfono fijo.

Además, y lo hemos comprobado esta semana, ante el avance de los robos de cables de cobre, las operadoras optan por reemplazar el servicio del fijo por un fijo inalámbrico; eso si el cliente insiste en tener el servicio fijo de telefonía.

Eso sí, este negocio que supo subsidiar la expansión de internet y especialmente de la telefonía móvil, va muriendo por «causas naturales».

Este mismo negocio, según los datos de ingresos trimestrales publicados por Enacom, alcanzó en el primer trimestre del año la simple cifra de 19.446 millones de pesucos.

También la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI) publicó que en el primer trimestre del año los ingresos generados por la telefonía fija alcanzaban los 45.000 millones de pesos.

Ponele que la diferencia se deba a qué la OTI incluye algún servicio parecido o a la prestación del servicio de fijo pero con una red diferente a la de cobre. Ponele.

Digamos también que se implementa la portabilidad y la pérdida de clientes entre las operadoras tradicionales llega a 10.000 casos por mes o unos 100.000 por año. Según expertos del tema, ese nivel es muy bajo respecto a los 300.000 casos mensuales que registra la telefonía móvil.

Lo cierto es que en la Cámara Argentina de Internet -CABASE- se siguen de cerca los pasos hacia la implementación de la portabilidad de la fija.

Mientras algunas empresas chicas de internet celebran el avance en portabilidad, para las operadoras incumbentes «no le vemos el negocio».

Como la vaca lechera ,que de tanto ordeñarla ya no tiene producción de calidad, la portabilidad fija es vista entre los grandes operadores como el lastre que aún deben llevar.

Mientras que para las cifras que maneja aún hoy el negocio específico de la telefonía móvil, para muchas empresas pymes que podrían entrar al negocio del fijo, resultan abrumadoras.

La portabilidad fue bandera histórica de las entrantes, que veían en la línea fija la forma delegar a la última milla y de atraer a esos «clientes insatisfechos de las grandes telcos».

«Pesco en un río repleto de clientes insatisfechos de las telcos», solía decir un histórico del mercado de una empresa de las emergentes.

Pero esos eran otros tiempos.

Si la portabilidad sirve o no a las pymes, es un misterio a develar en los próximos meses, cuando la implementación de la portabilidad sea un hecho.

Por lo que más que nunca, les invitamos a ver «el próximo capítulo» por este TelcoCanal.

Hasta la semana que viene.