Inicio Convergencia GSMA y ASIET advierten por impacto negativo del DNU

GSMA y ASIET advierten por impacto negativo del DNU

897
foto de antena de telecomunicaciones

A raíz de la publicación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 690/2020, que declara a la telefonía celular y fija, las prestaciones de Internet y a la TV paga como servicios públicos, la GSMA, la entidad que representa los intereses de los operadores móviles en todo el mundo, y ASIET, la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones, alertaron sobre el impacto negativo para las inversiones y la conectividad que tendrá la medida.

En ese sentido, la GSMA manifestó que «medidas que modifican las estructuras de precios en mercados en competencia con una proporción significativa de insumos dolarizados resultan regresivas en materia de inversión en infraestructura digital y nuevas tecnologías. Lejos de garantizar el acceso a todos los ciudadanos, las disposiciones ponen en riesgo la calidad de los servicios para el consumidor y la ampliación de la conectividad, pudiendo redundar en un aumento de la brecha digital».

Asimismo, el comunicado de la organizadora del mayor evento global de móviles, que se realiza en febrero de cada año en Barcelona, sostiene que «la certidumbre jurídica y la previsibilidad a mediano y largo plazo son fundamentales para una industria como la de Telecomunicaciones, que requiere de inversiones intensivas de capital cada año, para garantizar su actualización tecnológica, niveles de calidad de servicio, y la competitividad del país en un contexto donde la Tecnología juega un rol cada vez más fundamental», al tiempo que alertó que «las medidas dispuestas en el DNU van en detrimento de la sostenibilidad de las inversiones, justamente cuando el escenario post pandemia nos desafía a construir sociedades y economías más resilientes a través de más y mejor conectividad».

Destacando la actitud que han mostrado los operadores en Argentina desde el inicio de la pandemia para «apoyar la conectividad para los sectores más vulnerables, ofreciendo soluciones como opciones de pago flexibles, planes asequibles, el levantamiento de límites al consumo de datos y acceso sin cargo a servicios y sitios web específicos», la GSMA remarcó en su comunicado «la importancia de las instancias de diálogo entre todas las partes previas a la implementación de nuevas regulaciones de alto impacto en la estructura y sustentabilidad del sector».

Por su parte, la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) manifestó su «preocupación» por la decisión del Gobierno.

«Vemos con suma preocupación que se realicen cambios drásticos de amplio alcance e inesperados en las reglas del sector sin una construcción previa de consensos, generando una innecesaria incertidumbre entre todos los actores del mercado y entre los usuarios», indicaron fuentes de la asociación a la Agencia de Noticias Télam.

La entidad en la que participan las empresas que operan en el país consideró en un comunicado que el decreto de necesidad y urgencia publicado anoche en el Boletín Oficial «afecta a las inversiones realizadas por todos los operadores perjudica los despliegues futuros».

Y, recordó que «ésta es una industria que se desenvuelve en un entorno de constante innovación tecnológica, con grandes necesidades de inversiones de capital, y que precisamente por ello, requiere de un escenario de seguridad jurídica para su desarrollo a largo plazo».

A su vez, señaló que «los miembros de ASIET están comprometidos con los argentinos en contribuir a cerrar la brecha digital avanzando en conectividad, y apoyar a la población en una coyuntura tan desafiante como la actual».

«Asiet y todos sus socios estamos en disposición para trabajar con el Gobierno en lograr los avances que la Argentina necesita», completó el comunicado de la entidad.

Fuente: Télam