Inicio Convergencia Gómez Ortega, Tombolini y López sobre el DNU 690

Gómez Ortega, Tombolini y López sobre el DNU 690

468
Mateo Gómez Ortega

En el marco del Internet Day 2022, el encuentro anual de la comunidad de Internet de Argentina, los referentes del ámbito público vinculados a la industria de telecomunicaciones, compartieron el panel “Políticas públicas para que Internet sea el motor del desarrollo”.

Como parte de la celebración del Día Internacional de Internet, durante el todo el lunes y martes, el “Internet Day 2022” de CABASE congrega a los principales actores del ecosistema de internet para reflexionar sobre la actualidad y perspectivas de la industria en nuestro país, bajo el lema “Conectividad como motor de desarrollo”.

En ese panel, Mateo Gómez Ortega, subsecretario de Telecomunicaciones y Conectividad de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, sostuvo: “Sabemos que hay un conjunto de problemas que afectan a esta industria. Sabemos que el DNU 690 generó una situación que tenemos que resolver. Desde esta subsecretaría tenemos el compromiso de encontrar los caminos para resolverlos. Porque la conectividad ya no es solamente el acceso a la comunicación, sino que internet es el vehículo para acceder al conocimiento, a la riqueza. Tenemos que sentarnos juntos a definir los modelos de negocios que van a resolver esos problemas. Estamos trabajando para armar mesas sectoriales que nos permitan pensar que necesita cada uno de los actores para encontrar las soluciones a esos problemas”.

Por su parte, Matías Tombolini, presidente de ARSAT, afirmó: “Los que tenemos responsabilidades de gestión para llevar la conectividad a los que no la tienen no podemos estar desconectados de la opinión del sector privado sobre nuestra gestión. Podemos estar de acuerdo o no, pero tenemos que escuchamos. Por eso puedo decirles que ARSAT no va a ir al usuario final, no va a ser una competencia, sino que va a ser un socio del sector privado para llegar a dónde hace falta llegar”. En relación a la conectividad en escuelas, el Presidente de ARSAT sostuvo que «a las escuelas donde no llega la fibra óptica llegaremos con conectividad satelital, con un satélite diseñado y construido por el INVAP, por científicos formados en la escuela y universidad pública. Ese es el círculo virtuoso que genera oportunidades allí donde no las hay y son las cosas que no se ven en los balances”.

En el mismo sentido, Gustavo López, vicepresidente del ENACOM, indicó: “En el momento más crudo de la emergencia sanitaria trabajamos muy bien el sector público y el privado.  El DNU 690 tuvo su origen en ese momento, pensando en que no podemos tener ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda porque la conectividad es condición necesaria para el ejercicio de la ciudadanía. Hoy tenemos una veintena de programas para el desarrollo de la conectividad. Porque tenemos que estar en todos esos lugares donde se necesita el impulso del Estado para que internet sea el motor del desarrollo. Esos programas nos han permitido  conectar 1.300.000 nuevos hogares pasando de una penetración del 64% en el cuarto trimestre del 2019  al 71% en el tercer trimestre de 2021.

Unos minutos antes, como parte de sus palabras en la apertura oficial de la VIII edición del Internet Day, Ariel Graizer, presidente de la Cámara Argentina de Internet -CABASE-, planteó un pormenorizado panorama de la visión de la entidad en relación al impacto del DNU 690 en las inversiones, tomando en cuenta que se trata de una industria de capital intensivo y que cerca del 80% de sus costos son en dólares: “No tenemos absolutamente ninguna duda de que la universalización del acceso a internet es un objetivo compartido por los funcionarios que tienen hoy en sus manos la responsabilidad de conducir la política regulatoria de esta industria, pero tampoco tenemos dudas que el DNU 690 ha demostrado no ser el camino para lograr ese objetivo, porque los resultados saltan hoy a la vista en los datos de evolución de la conectividad en argentina”, agregó el Presidente de la Cámara Argentina de Internet –CABASE-.

“El DNU 690 ha puesto a todos los actores de esta industria en una situación de incertidumbre, indefiniciones y judicialización que a nadie le sirve, ampliando las asimetrías y generando un contexto nocivo que ya lleva dos años. Dos años que no se recuperan, dos años en los que nos alejamos aún más del objetivo de llevar la conectividad a todos los rincones de nuestro vasto territorio. Desde la Cámara Argentina de Internet –CABASE-, estamos convencidos que como país no podemos darnos el lujo de seguir perdiendo oportunidades de subirnos al tren de la economía digital”, finalizó Graizer.

Desde el estallido de la pandemia, Internet ha demostrado ser una herramienta fundamental para la producción, el trabajo, la educación y el esparcimiento de la población y como tal, necesita de leyes y regulaciones que contribuyan y promuevan su desarrollo, poniendo en primer plano a las 1.200 PyMEs y cooperativas que son quienes tienen el desafío de construir y mantener, con sus inversiones, una infraestructura de internet robusta, escalable y sostenible, como única garantía para que internet llegue a todos los argentinos y potencie su talento, poniéndonos más cerca del anhelo de construir un país con mejores condiciones para todos, sin brechas y con igualdad de oportunidades.

Realizado en el salón  Goldencenter Eventos de la Ciudad de Buenos Aires, este evento, que es el más importante del año, reúne a todos los actores de la industria de Internet con el objetivo de abordar los principales desafíos del sector y promover su crecimiento a través del debate, las sinergias entre los diferentes verticales de la industria y el intercambio de experiencias y mejores prácticas.

Artículo anteriorCABASE alerta sobre retraso en despliegue de Fibra Óptica en el país
Artículo siguienteFuncionarios y ejecutivos del sector privado de telecomunicaciones coinciden en necesidad de diálogo