Inicio Infraestructura Daniel Nofal

Daniel Nofal

2748

Hablemos de transformaciones.

Daniel Nofal, es una muestra de quienes deciden hacer un cambio de vida, real, profundo, y deciden que esas nuevas tecnologías a las que le dedicaron gran parte de su vida profesional, deben ser utilizadas para cambiar su propia vida.

De ahi que, este empresario, co-fundador de IPlan y aún director de la empresa, decidiera hace unos años ya mudar su vida fuera de Buenos Aires, pero bien lejos, allá en la montaña, dónde se respira naturaleza, y no asfalto.

Conocí a Nofal cuando andaba por los 20 y tantos, de respuestas hoscas, directas, sin vueltas, el estereotipo del ingeniero. «Que suerte hablar con alguien a quien no tengo que explicarle qué es un cablemódem» me dijo al término de la primera entrevista, para explicar el alivio que se había reflejado en su cara. Eran los tiempos del lanzamiento de Fibertel, cuando todavía la bidireccionalidad era un desafío.

Desde entonces, Nofal se convirtió en un entrevistado al que da ganas de contactar, porque no sólo sigue defendiendo las bases de iPlan de ser una empresa de comunicaciones de vanguardia, sino que apostó a la transformación en serio.

En el 2008 arrancó con Sustentator, la empresa de energía solar,  y dos años después, el fondo de capital Enzyme y ahora está empujando con otros socios el complejo El Azufre, en la mendocina Malargüe.

Este último emprendimiento requiere una inversión de US$250 millones a ejecutarse en 6 años. Contará con 7 hoteles, 10 restaurantes, 6 medios de elevación y generará de forma directa 600 empleos; para convertirse en un centro de sky, que puede tener nieve cinco meses al año.

Antes, Nofal hacía yoga, pero hace tiempo ya que migró al Aikido, hincha de River, y amante de la montaña. Casado, con dos hijos. Y fanático de Messi.

Su cuenta de instagram es privada, y sus fotos en Facebook reflejan los maravillosos paisajes de la cordillera argentina. Y rescatan los jacarandás porteños.

Pertenece a esa generación de empresarios sub 50 argentinos, que tomaron riesgos a fines de los 90 y surfearon las vicisitudes de nuestra economía, para volver a invertir y apoyar emprendimientos que sean sustentables.

Dijo más de una vez que «Cuando estás evaluando a las empresas, lo más grave es cuando los socios no tienen afinidad». Pocas empresas pueden como IPLan hablar de la afinidad entre los socios fundadores.

La sigla NSS que figura en las baldosas y chapas de Iplan por todo el microcentro, pese a lo que muchos suponen, no refieren a una tecnología Network Social Services ni nada por el estilo..  son las iniciales de los tres mosqueteros; Nofal, Saubidet y Stewart. No me creen? pregúntenle a Dany.

Artículo anteriorDónde hay un mango?
Artículo siguienteBeatriz Busaniche: Mira como te miro!!!
TelcosMedia es para mí la materialización de una idea que me rondaba hace rato, casi desde que dejé de hacer el Telcos, allá lejos y hace tiempo, durante el proceso de desregulación de las telecomunicaciones. La industria atraviesa hoy un momento que en muchos aspectos se parece al de aquellos años. Y yo aquí, con un par de canas más, firme al pié del cañón como testigo privilegiada de un proceso en el que finalmente veremos un mercado que abrirá la competencia de todos contra todos. Y este "momentum" tan especial de la industria, en el que todos los días hay novedades, muchas en ON y muchas más en OFF, es la excusa ideal para este revival telco que está dando forma al TelcosMedia, una aventura en la que espero me acompañen.