Inicio Infraestructura Computación en el borde de la red, clave para los centros de...

Computación en el borde de la red, clave para los centros de datos del futuro

1181

Una de las vertientes fundamentales a las que se enfrenta el centro de datos del futuro es el borde de la red, que será clave ya que proporcionará mayor ancho de banda y baja latencia. Los centros de datos del 2025 requerirán una infraestructura flexible y confiable para admitir las nuevas tecnologías.

Así lo indica un reciente informe de la compañía americana de continuidad digital Vertiv, que indica que el ecosistema de centros de datos cada vez se hace más integrado e interconectado y que debe  estar preparado para satisfacer las necesidades de capacidad y servicio del mundo digital en que vivimos.

Una de las vertientes fundamentales a las que se enfrenta el centro de datos del futuro es la computación en el borde de la red. Al utilizar una arquitectura de tecnología de la información (TI) donde los datos y las aplicaciones se llevan más cerca del usuario, la latencia que se obtiene es menor, aumenta la fiabilidad y la seguridad de la red inalámbrica mejora considerablemente.

En el reciente estudio de Vertiv, más de la mitad (53%) de los participantes predijo que el número de sitios en el borde de la red a los que dan asistencia crecerá al menos un 100%, y un 20% espera un aumento del 400% o más. Es más, se espera que los actuales 128.233 sitios en el borde de la red que reciben atención en este momento crezcan a 418.803 en el 2025, lo cual representa un aumento del 226%. Estas cifras indican que la configuración, implementación y administración de esta creciente red de sitios presionará a las organizaciones de TI, a menos que empleen opciones de configuración estandarizadas y herramientas de gestión remota para coordinar los procesos y minimizar la necesidad de asistencia técnica en el sitio.

Pero no solo nos enfrentamos a los sitios en el borde de la red, sino también a sus casos de uso, los cuales desde Vertiv, se han dividido en cuatro categorías:

Las aplicaciones con uso intensivo de datos: Los casos de uso donde la cantidad de datos hace que no sea práctico transferirlos a través de la red directamente a la nube, o desde la nube al punto de uso, debido a problemas relacionados con el ancho de banda, el volumen de datos o el costo. Algunos ejemplos de casos de uso intensivo de datos incluyen las fábricas inteligentes, las ciudades inteligentes, la entrega de contenido de alta resolución y la realidad virtual. El 42% de los participantes de la encuesta identificó estas aplicaciones como su principal necesidad de datos en 2025.

Las aplicaciones sensibles a la latencia humana: Esta categoría incluye los casos de uso donde los servicios se encuentran optimizados para el consumo humano o para mejorar la experiencia humana con servicios que permiten el uso de tecnología. Algunos ejemplos incluyen la realidad aumentada, la distribución inteligente y el procesamiento del lenguaje natural. El 20% de los participantes de la encuesta identificó estas aplicaciones como su principal necesidad de datos en 2025.

Las aplicaciones sensibles a la latencia máquina-máquina: Esta categoría abarca los casos de uso donde los servicios están optimizados para el consumo máquina a máquina. Debido a que las máquinas pueden procesar datos rápidamente, se requiere una comunicación de baja latencia para soportar estos casos de uso, los cuales incluyen el arbitraje, la seguridad inteligente y la red eléctrica inteligente. El 22% de los participantes de la encuesta identificó estas aplicaciones como su principal necesidad de datos en el borde de la red en 2025.

Las aplicaciones cruciales para la vida: Esta categoría comprende los casos de uso que afectan directamente la salud y la seguridad de las personas. Probablemente los mejores ejemplos del arquetipo de aplicaciones cruciales para la vida son los vehículos autónomos y la atención médica digital. El 17% de los participantes de la encuesta identificó estas aplicaciones como su principal necesidad de datos en el borde de la red en 2025.

El estudio realizado por Vertiv mostró que, para nuestra región Latinoamericana, las expectativas para soportar las aplicaciones con uso intensivo de datos en el borde de la red fueron las más altas con un 54%, mientras que para las aplicaciones sensibles a la latencia humana resultaron solo en un 12%.

La implementación de la red 5G será clave para atender los casos de uso en el borde de la red, pues proporcionará mayor ancho de banda y baja latencia. Según los participantes en este estudio, la red 5G permitirá la construcción de ciudades inteligentes, seguridad inteligente, transporte inteligente y el desarrollo de vehículos autónomos y conectados. En dicho estudio, las ciudades inteligentes recibieron el mayor porcentaje de las respuestas en China (78%) y Latinoamérica (72%), mientras que la seguridad inteligente recibió el mayor porcentaje de las respuestas en Latinoamérica (71%) y EE. UU./Canadá (68%).