Inicio Economía del Conocimiento Avances para la construcción del primer satélite de la constelación LEO del...

Avances para la construcción del primer satélite de la constelación LEO del COPITEC

146

El proyecto para la construcción de una constelación de satélites de telecomunicaciones geoestacionarios de órbita baja (LEO) avanza a paso sostenido en el Consejo Profesional de Ingeniería de Telecomunicaciones, Electrónica y Computación (COPITEC) y su fundación, FUNDETEC junto a la Universidad de Palermo y otras 17 instituciones universitarias, y otras provenientes de áreas científicas y tecnológicas Nacionales. Se encuentran ya definidos los responsables de trabajar en las distintas áreas para que la primera fase de esta iniciativa se concrete a finales de 2022 o principios de 2023, cuando se ponga en marcha el Laboratorio Espacial Satelital cuyo lanzador se determinará próximamente.

El proyecto, surgido en el seno de la Comisión de Asuntos Satelitales del COPITEC en mayo de 2021, comenzó a tomar forma concreta cuando el Ministerio de la producción recibió y dio el aval a la propuesta a través de la extensión de un Aporte No Reembolsable (ANR) por $36 millones, 18 de los cuales fueron otorgados a la Fundación Universidad de Palermo.

El proyecto en fase 2 contempla la construcción de una constelación estimada en aproximadamente 100 satélites de telecomunicaciones CubeSats que brindarán servicios para Internet de las Cosas (IoT) en sus dos versiones, para redes 4G y 5G; y abierta, para los sistemas LoRA y Sigfox.

La primera etapa, la del Laboratorio Espacial, se encara con el objetivo de tener listo el prototipo en octubre, con sus ensayos ya realizados. Durante esta fase, la intención es que las universidades y el sistema científico y tecnológico de la Argentina  indaguen y hagan experimentación en campo sobre conectividad IoT aplicada a las dos modalidades existentes para el aprovechamiento de esta tecnología. Es decir, que realicen una experiencia directa en el espacio y desarrollen conocimiento.

Para ello, se prevé que, entre finales de 2022 y principios de 2023 se ponga en órbita el primer satélite CubeSat, orientado a este objetivo. Es la razón por la que el proyecto del COPITEC, liderado por FUNDETEC (Fundación para el Desarrollo de las Telecomunicaciones, la Electrónica y la Computación), es articulado con participación del sector público y del privado, y cuenta con la participación de diversas universidades como la de Palermo (UP), Austral (UA), Nacional de Moreno (UNM), de Río Negro (UNRN), Nacional de Avellaneda (UNDAV), Autonoma de Entre Ríos (UADER) a través de la Facultad de Ciencia y Tecnología, de la Defensa Nacional (UNDEF), y las regionales de la Universidad Tecnológica de Nacional de la Regional Neuquén, y Buenos Aires.

A este conglomerado académico se suman, además, el Instituto Civil de Tecnología Espacial (ICTE), LIA Aerospace, el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), TLON Space, Aeropac y la Federación de Cooperativas del Sur (Fecosur).

La segunda etapa será la del lanzamiento comercial del proyecto, previsto para 2024. Para ese entonces, la perspectiva es que se lancen 100 satélites de telecomunicaciones CubeSats para IoT en sus dos variantes. El COPITEC ya está trabajando en los drafts para definir las especificaciones técnicas y buscar, a partir de ello, a los proveedores de equipamiento.

A diferencia de las actuales constelaciones LEO (Low Earth Orbit) que ya brindan servicios en el mundo y que operan, principalmente, sobre la órbita ecuatorial, la del COPITEC lo hará en una órbita cercana a la circumpolar, sobre los 85 grados aproximadamente, lo que le permitirá brindar servicios a todo el continente americano.

Artículo anteriorFacebook lanzó una herramienta para frenar la desinformación en los grupos de la red social
Artículo siguienteEdición 2022 de “Conectadas” busca acercar a 1.400 jóvenes de América Latina a la tecnología