Inicio Camino al 5G Asignan bandas del espectro radioeléctrico para 5G

Asignan bandas del espectro radioeléctrico para 5G

190

El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) definió cuáles son las bandas del espectro radioeléctrico que resultan aptas para ser utilizadas por servicios de comunicación que utilicen tecnología de quinta generación (5G), informó la Agencia de Noticias Télam.

Esta medida se enmarca en los pasos necesarios para la habilitación de los servicios de 5G, que a diferencia de las tecnologías hoy en uso representarán un cambio de fondo en los procesos productivos, con el desarrollo y la expansión de la Industria 4.0

«Las industrias serán las principales favorecidas con esta actualización tecnológica, especialmente las dedicadas al comercio interior y exterior, como el sector portuario, generando una ampliación de recursos y beneficios económicos y profesionales», indicaron desde el Enacom.

Las bandas consideradas aptas, según la resolución 2199, son de 1500 MHz (1427 MHz -1518 MHz), AWS-3 (1770 MHz-1780 MHz apareada asimétrica con 2170 MHz-2200 MHz), 2300 MHz (2300 MHz – 2400 MHz), 3500 MHz (3300 MHz – 3600 MHz), 26 GHz (24,25 GHz – 27,50 GHz) y 38 GHz (37,0 GHz – 43,5 GHz).

La norma también encomienda a las «áreas competentes, en el marco del Plan de Gestión del espectro radioeléctrico, la realización de las tareas necesarias para la disponibilización de las frecuencias identificadas».

La identificación de las bandas resultaba un paso indispensable para avanzar en la licitación o subasta para el uso de las mismas de parte de empresas que pueden o no dedicarse a las comunicaciones.

La tecnología 5G conlleva técnicamente la posibilidad de ofrecer mayor ancha de banda, mayor capacidad de transmisión de datos, conexiones simultáneas ultra densas y latencias del orden del milisegundo, las cuales en su conjunto crearán nuevas oportunidades de acceso inalámbrico para todo tipo de usuarios y diferentes necesidades de comunicación.

Esas mejoras de velocidad en la comunicación aplicada al internet de las cosas, abren un abanico de posibilidades reales que van desde la automatización de las plantas de producción de cualquier industria, los vehículos autoconducidos, las cirugías realizadas en modo remoto, hasta las alertas de movimientos terrestres, de accidentes vehiculares, entre otras opciones, en tiempo real.

Fuente: Télam