Inicio Economía del Conocimiento 2020: balance positivo para la industria del software (Sergio Candelo)

2020: balance positivo para la industria del software (Sergio Candelo)

259

Por Sergio Candelo (*)

Cuando llegue el último minuto de este 2020 tan particular, atravesado por la pandemia del Covid-19, vamos a poder levantar la copa para brindar por todos los desafíos que la industria del software logró superar.

Recibimos la mejor noticia pocos días antes de terminar el año, con la nueva reglamentación de la Ley de Economía del Conocimiento. Trabajamos con diversos actores gubernamentales y empresariales y creemos que será una pieza fundamental para el mercado tecnológico. No sólo para poder planificar el 2021, sino también para seguir incentivando los desarrollos del sector, para cumplir con las metas fijadas en el Plan Estratégico de la Industria a 2030 de 500.000 empleos y 10.000 millones de dólares de exportaciones y para continuar colaborando con el posicionamiento del sector del software de la Argentina a nivel mundial.

Creemos que la eliminación de las retenciones a las exportaciones de servicios es un paso más que alentará el incremento de las mismas, maximizando el potencial que Argentina tiene para este sector. Por supuesto, aún queda mucho por definir y continuar trabajando, pero es un aspecto para destacar que desde hace 16 años tenemos una política de Estado para el sector, más allá de los gobiernos de turno.

Otro punto para resaltar es que CESSI (Cámara de la Industria Argentina del Software) apoyó y propició las posibilidades de transformación digital en las empresas, aceleradas de una manera sin precedentes como consecuencia de la pandemia. Para dar respuesta, pusimos 230 soluciones a disposición de todas las compañías que lo necesitaran, con excelentes resultados.

Entendimos que desde el sector privado podíamos formar equipos de calidad con el objetivo de apoyar al sector público y un grupo de empresas se alió para trabajar junto al gobierno en el desarrollo de una aplicación para que los ciudadanos pudieran circular durante las primeras semanas del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Además, la más reciente encuesta del OPSSI (Observatorio Permanente de la Industria de Software y Servicios Informáticos de la Argentina) reveló que en los últimos 15 años se duplicó la participación de las mujeres dentro del mundo IT. Si esta tendencia positiva se sostiene, en 2024 la fuerza laboral femenina rondaría el 40% del sector, acelerando un objetivo que nos habíamos planteado para 2030. Reducir la brecha de género es una de las prioridades de la Cámara y continuaremos trabajando en ello.

Estamos convencidos de que nuestro sector puede generar cambios positivos para la economía nacional. Somos una de las pocas industrias que ha mantenido su crecimiento durante el último lustro y nos enfocamos cada día en la posibilidad de reducir el desempleo y la pobreza. Desde nuestro lugar, generamos empleos de calidad, formales e inclusivos, con salarios un 40% superiores al promedio, con el mínimo por encima de la canasta básica y con empresas que demandan permanentemente más y mejores talentos.

Como el futuro es hoy, nuestra tarea es que cada joven del colegio secundario sepa qué es un programador, un QA, un desarrollador y que se interese en esta formación. Para ello, reforzamos #YoProgramo, un plan de capacitación y desarrollo de talento. La ciudad de Concordia, Entre Ríos, realizó de manera exitosa una prueba piloto que luego tomó el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación para amplificarlo en el Plan Argentina Programa, con más de 150 mil inscriptos y un proyecto de continuidad en el que trabajaremos durante 2021.

El contexto fue desafiante y sabemos que se mantendrá de esta manera. Pero también reconocemos que la industria IT es uno de los pilares para generar exportaciones, empleo de calidad y salida de la pobreza. Con la educación y la capacitación como ejes, podremos encarar una nueva Argentina digital.

* Es presidente de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI).