Inicio Noticias Reducción de costos y consumidores más informados, los desafíos del comercio minorista...

Reducción de costos y consumidores más informados, los desafíos del comercio minorista en 2020

1211

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), Alberto Calvo, señaló que el comercio minorista en la Argentina enfrenta una etapa de «gran presión» debido a la necesidad de reducir costos, eficientizar tiempos y al mismo tiempo responder a la demanda de un consumidor informado, informó la Agencia de Noticias Télam.

«El retail está bajo una gran presión para poder estar a la altura de los cambios que están ocurriendo», dijo a Télam Alberto Calvo. Además, remarcó que «de la mano y a la velocidad de los cambios en la tecnología, cambió la forma en que el consumidor se relaciona con las marcas y sobre todo la forma en que decide su compra».

«En ese proceso se busca mayor ‘economía’: economía de tiempo, economía de esfuerzo y economía de costos», agregó. En su opinión, la tecnología «está dando herramientas para darle vértigo a este cambio», en el cual «el consumidor ya no distingue en qué mundo está interactuando», ya no se trata si va a un local físico o si elige y compra en una tienda virtual; para Calvo es «la interacción entre un individuo y una marca».

La «omnicanalidad» es un concepto relacionado con los múltiples canales que usa el consumidor para acceder a información, catálogo y transacciones, y a la intervención de modo indistinto de medios digitales, canales físicos de distribución y puntos de contacto o de entrega.

Para Calvo, la maduración del comercio electrónico en la Argentina permite dejar de hablar de omnicanalidad para pasar al concepto de ‘canalidad’, «ya que el consumidor no los distingue más: son las marcas las que tienen que sostener un diálogo permanente que se da en muchos y variados puntos de contacto».

Por ello, para el empresario «tendrán una importante ventaja competitiva quienes se focalicen en el servicio, aborden su estrategia con el consumidor como centro y que esa interacción sea una verdadera experiencia, que ya no es más transaccional puramente».

Por su parte, Damián Horn, de la plataforma Tiendanube, planteó en la misma línea que «aquellas marcas que no estén donde está el consumidor, probablemente desaparezcan». Hasta hoy los canales de venta prioritarios son «ventas presenciales (en local o en persona) tiendas en línea, redes sociales y grandes marketplaces», como por ejemplo Mercado Libre. «Tenemos que estar atentos al hoy y mirar más allá, si en el futuro los consumidores estarán interesados en comprar vía realidad virtual, tenemos que estar ahí», afirmó.

En el caso de TiendaNuebe, el 60% de las ventas se producen por las conexiones móviles, y el «dinero transaccionado a través de mobile creció año a año 180% en un contexto económico difícil e inflacionario».

«Una de cada cuatro ventas se inician en canales sociales y un 80% de esas ventas provienen de Instagram, una red social meramente mobile», precisó.

Fuente: Télam

Artículo anteriorTelefónica Brasileña Oi vende subsidiaria angoleña
Artículo siguienteDatos de 250 millones de clientes del soporte de Microsoft quedaron expiuestos por falla de seguridad