Inicio Convergencia Nada es lo que parece

Nada es lo que parece

1465

Menos a horas del cierre del año.

Y tampoco es 6 de enero y tenemos en el horizonte a 4 magos capaces de resolver las injusticias del sistema.

Pero sí sabemos que enero tendrá 31 días, febrero sus 28 y luego llegará marzo con 31.

También sabemos que a partir del 1 de enero se aplica la prestación básica universal y obligatoria, cuyo universo de beneficiarios puede relevarse con la consulta pertinente a las bases de ANSES.

Sabemos que ninguno de los actores del mercado de internet y telecomunicaciones está conforme con lo resuelto por el Gobierno.

Sabemos que en un mercado dónde reinó la competencia, no tener el control del precio descalabra la forma de hacer negocios.

Sabemos que entidades empresariales como CABASE o Cicomra se han caracterizado por tener siempre un discurso contra la brecha digital y a favor de la universalización de la conectividad.

Sabemos que la red de IXPs de CABASE (los puntos de interconexión de tráfico, en criollo), permitió sostener la actividad de decenas de PyMEs y cooperativas y con ellas llevar la conectividad a muchas pequeñas localidades del interior del interior.

Sabemos que sin la red federal de fibra óptica de Arsat, muchas pymes y cooperativas no tendrían posibilidades económico financieras de mantenerse.

Sabemos que el mercado es de inversión intensiva, continua y dolarizada.

Agreguemos que también sabemos, porque la propia industria lo ha dicho, que para el 27% de los hogares el costo de acceder a internet está por encima del umbral de asequibilidad.

Agreguemos que la economía argentina que ya venía en picada y expulsando familias del sistema, pandemia mediante, siguió en rojo, y pese a lo bueno de haber hecho acuerdos con los prestamistas internacionales, la pobreza se elevó al 40%,

Es decir, hay mas pobres en el país, los mismos pobres que están obligados a utilizar los servicios públicos esenciales en competencia, para acceder a los servicios del Estado (ANSES y AFIP entre otros), a la educación, a los turnos médicos, y al trabajo.

También sabemos que esta industria tiene más de 1.200 actores, la gran mayoría PyMEs y cooperativas, y que para unos y otros los ingresos son en pesos y sus insumos en dólares.

Sabemos que les directores de Enacom recibieron las muchas quejas y ningún aplauso de las cooperativas, Cabase, CICOMRA, Cacpy, y las tres grandes, ASIET…y siguen las firmas…

Todo esto ya lo sabemos.

Entonces, si tenés una sociedad empobrecida, un mercado que en competencia no llegó a alcanzar un uso universal asequible, de cajón que la prestación básica y obligatoria aparece como una salida para asegurar conexión a quienes no pueden pagar los planes con aumento.

Que un 5 u 8% de aumento en el resto es insuficiente, ya lo dijeron a viva voz y con suficiente énfasis todos los actores.

Que resta? Encontrar la fórmula para que se manetnga y mejore el servicio, y no salgan del juego las PyMEs del sector.

Cómo? Bueno, si tuviera la fórmula sería una de las protagonistas de «Nada es lo que parece».

Pero el primer paso es sentarse a hablar, sin gritos ni epítetos, porque como decía mi abuela, el que grita pierde la razón, aunque la tenga.

Fuentes del sector privado (de distintos tamaños y formatos) indicaron a TelcosMedia que esperan un nuevo diálogo con las autoridades, porque hay una variedad de acciones posibles para aliviar la situación de las PyMEs y las cooperativas en primer lugar.

A la liberalización de los postes, que alegró a algunes y preocupó a otres, y el uso de los fondos de Servicio Universal, no se descarta una segmentación de los usuarios para liberar a los consumidores premium, o generar subsidios para quienes necesiten dar un salto tecnológico en sus redes para dar los servicios que la población necesita.

En este esquema de prestación básica, no existe la prestación gratuita 100%.

Los extremos no construyen, dijo una gran filósofa argentina. Y su existencia sólo es muestra de la necesidad de que los dialoguistas encuentren soluciones positivas para el conjunto.

Porque si algo dejó en claro el año 2020, es que empresas, cooperativas, Estado y usuarios somos un ecosistema, que funciona mejor con todes adentro.

Hasta la semana que viene.

Artículo anteriorCABASE alerta por impacto devastador de las recientes medidas del ENACOM
Artículo siguienteEuropa quiere ponerse al día en la carrera del 5G
TelcosMedia es para mí la materialización de una idea que me rondaba hace rato, casi desde que dejé de hacer el Telcos, allá lejos y hace tiempo, durante el proceso de desregulación de las telecomunicaciones. La industria atraviesa hoy un momento que en muchos aspectos se parece al de aquellos años. Y yo aquí, con un par de canas más, firme al pié del cañón como testigo privilegiada de un proceso en el que finalmente veremos un mercado que abrirá la competencia de todos contra todos. Y este "momentum" tan especial de la industria, en el que todos los días hay novedades, muchas en ON y muchas más en OFF, es la excusa ideal para este revival telco que está dando forma al TelcosMedia, una aventura en la que espero me acompañen.