Inicio Convergencia Marcelo Tulissi

Marcelo Tulissi

559

Santafesino por derecho propio, Marcelo Tulissi es Presidente en la Cámara Argentina de Cableoperadores PyMEs (CACPY).

Pero antes,  mucho antes, es el socio gerente de Correa Radiovisión, el cable de Comuna Correa.

Si es santafesino, debería gustarle pescar, pensará alguien distraídamente. Incomprobable.

Por lo pronto sabemos que Tulissi es de Correa, una comuna ubicada en el Departamento Iriondo, a 200 kilómetros de la capital santafesina, a 58 kilómetros de Rosario yendo por ruta 9 y ahicito nomás (15 kilómetros) de Cañada de Gómez.

Si no se ubicaron, por Correa pasa el río Carcarañá. Está «en la hebilla de la bota» diría mi abuela.

Pero el perfil no es sobre la comuna, dónde encontramos distintas fuentes que contaron acerca de Tulissi, sus gustos, sus manías.

Orgulloso padre de uno, peronista, que supo ser asesor en las comisiones de Comunicaciones de Diputados y en la del Senado, es reconocido por todes como un «buen rosquero»; de esos que logran sentar en la mesa a quienes pueden tomar decisiones que en definitiva beneficien a otres.

Porque Tulissi no es un empresario criado en las oficinas del centro, sino de aquellos que carpetita en mano hizo kilómetros y kilómetros para hacer oír la voz de las pequeñas empresas. La suya y la de otres….

Y por otres no me refiero sólo a sus representados en CACPY. Sino también a los otres de Correa.

La sociedad italiana, la cañonera roja, o mejor dicho, el Club Atlético Correa…y hasta el cuartel de bomberos. En todos estos lugares cuentan que conocen a Tulissi.

En el mercado se le conoce por ser de los que tienen «visión de la industria»; y en tiempos difíciles, «no duda en plantarse dónde sea»; así como por su pasión por la buena parrilla.

Arriba de las brasas puede poner carne de vaca, pescados, o pollos. Tulissi los prueba.

Estudiante de derecho, en la Universidad Nacional de Rosario, un tipo con sensibilidad social, con carisma y especialmente sin pelos en la lengua.

«Esto te lo cuento a vos», es la frase con la que Tulissi aprendió a poner en caja a les periodistas entusiasmados con su verborragia.

Lo que aún no aprendieron algunes colegas es que Tulissi no habla por hablar, y que cuando patea un tablero lo hace totalmente a conciencia.

Tulissi, lo que ahora llamarían un «emprendedor», apostó por las PyMEs….antes, ahora y siempre.

Un tipo al que vale la pena escuchar.