Inicio Convergencia Mal de muches…

Mal de muches…

249

«Cae inversión en infraestructura para telecomunicaciones a mínimos»

Y claro, que querés, mientras sigan empecinados con el DNU…

Lo anterior fue la reacción de un referente del sector privado cuando le comenté el título de la nota… ni me dio tiempo a decirle que no era una nota que hablara de Argentina, o que era una nota hecha por otres, y sobre el mercado mexicano.

Pero así estamos país… échale la culpa a la ola… sea la de la nueva variante de Covid o la del calor.

Pero seguro que no es la del mar.

México y Argentina supieron ser en otras décadas lideres del sector de telecomunicaciones, junto con Brasil, ese hermano grande con tantos usuarios que ninguna empresa dejaba e lado.

Pasó en los 90 con las privatizaciones, aún con diferentes modelos, la decisión de poner en manos privadas el desarrollo de las comunicaciones estuvo en los 3 gobiernos de la región. Por peso político, por rapidez de adopción, porque las condiciones eran mejores que en otros, o por el volumen de mercado, lo cierto es que las empresas se adaptaron y empujaron a Argentina, Brasil y México… BAM (una onomatopeya de Batman… otra referencia analógica).

Pasó con el despliegue de móviles, que con las particularidades de cada país, en definitiva tuvo la asistencia de gobiernos que si no fue por visionarios, habrá sido porque el momento económico lo ameritaba.

Se licitó espectro, se otorgó beneficios y por ejemplo, en la Argentina las comunicaciones fijas, que entonces sólo eran telefonía, subsidiaron el despliegue de las redes móviles.

Tanta agua pasó bajo el puente, que increíblemente recién ahora en la Argentina, cuando las grandes empresas ya no saben como «sacarse de encima» a los teléfonos fijos,  los paquetizan con los servicios convergentes. Ahora se abre la posibilidad real de la portabilidad de los números.

Un reclamo que desde la década del 90 hacían las llamadas empresas entrantes, finalmente empezará a concretarse en febrero.

El 7 de febrero en las localidades que tienen los prefijos 221, 223 y 387. O sea. Dos prefijos de la incumbente del sur y otra de la incumbente del norte (sepan disculpar la terminología…el calor me pone en antigua).

221, es La Plata, 223 es Mar del Plata y 387 es Salta.

El 3 de marzo, se incorporan a la portabilidad fija, otros 20 prefijos, que corresponden a las localidades bonaerenses de Bahía Blanca, Merlo, Moreno, Necochea, San Nicolás; la cordobesa Río Cuarto, la chubutense Comodoro Rivadavia y la mendocina San Rafael.

Además de las capitales de las provincias de Corrientes, Jujuy, Chaco, Misiones, Santiago del Estero, Entre Ríos, Formosa, Santa Fe, San Luis, San Juan, La Pampa y Rio Negro.

Y a partir del 18 de marzo…..toooodo el país.

Y allá vamos, completando la implementación de normas para la desregulación de la actividad.

La misma actividad que históricamente requirió de subsidio y políticas de estímulo. La misma que hoy desde el norte al sur de la región, el sector privado reclama, a su manera.

Algunos piden espectro, otros piden que la convergencia no los descarte del mercado, otros solicitan políticas que les permitan tener infraestructura compartida… nada ha cambiado.

Cambien los nombres de les protagonistas, cambien «digitalización del par de cobre» por «despliegue de fibra óptica»; donde dice «móviles» pongan «5G». Y dónde dice «la fuerte competencia entre telefónicas y TV por cable» pongan «la competencia de operadores con las OTT».

Y así podríamos seguir.

Y hablando de 5G…..visto que este baile recién empieza, sumamos una nueva sección en el TelcosMedia para seguir este tema que tanto a nivel local, como regional y global está acaparando gran parte de la energía, el debate y la inversión de la industria telco.

Pero es martes, hace calor. Tomen mucha agua y disfruten la vida.

Hasta la semana que viene.

Artículo anteriorNorberto Capellán
Artículo siguienteLa demanda antimonopolio a Facebook en los Estados Unidos sigue su curso
TelcosMedia es para mí la materialización de una idea que me rondaba hace rato, casi desde que dejé de hacer el Telcos, allá lejos y hace tiempo, durante el proceso de desregulación de las telecomunicaciones. La industria atraviesa hoy un momento que en muchos aspectos se parece al de aquellos años. Y yo aquí, con un par de canas más, firme al pié del cañón como testigo privilegiada de un proceso en el que finalmente veremos un mercado que abrirá la competencia de todos contra todos. Y este "momentum" tan especial de la industria, en el que todos los días hay novedades, muchas en ON y muchas más en OFF, es la excusa ideal para este revival telco que está dando forma al TelcosMedia, una aventura en la que espero me acompañen.