Inicio Convergencia Los unicornios no existen

Los unicornios no existen

241
Ahora que pasó el día de las infancias (antes conocido como Día del Niño), puedo decir esto en voz alta sin que nadie me señale por «pinchaglobo».
Y es que más allá de la romántica idea de identificar a las empresas que consiguen el reconocimiento de «unicornio», no se trata de seres mágicos sino de ideas que en estos tiempos «dieron respuesta» a la masificación de las nuevas necesidades que impuso la pandemia.
Quienes peinamos canas o calvas, recordamos que en los 90 se vivió la revolución de las «puntocom», empresas que sin un modelo de negocios que cerrara respondían a la nueva demanda de contenidos en línea, el embrionario comercio electrónico, y otras noveles tendencias.
También 20 años atrás eran las ideas de les argentines las que conquistaban el mundo financiero. Eran tiempos en los que muches construían una startup, apalancados en el ingreso de capitales de los fondos de «las maestras de Wyoming», con la meta de vender la empresa por lo que podía valer y no por lo que generaba.
Íconos de entonces: ElSitio.com, Patagon.com y Mercado Libre.
Sin intención de abrir heridas del pasado, sólo señalo que la explosión de las «puntocom» arrasó con muchos negocios, y miles, cientos de miles, de empleos.
Vueltos al presente, de aquella generación de empresas quedó Mercado Libre, que compró algunas y resistió la intención de compra de otres. Además de cambiar su modelo de negocio y pasar del formato del CtoC al BtoC.
En un mercado en el que siempre se asegura que en las crisis hay que saber ver las oportunidades, yo agrego que de las crisis une aprende.
Aprende a ver, por ejemplo como cambió el contexto. Y que las «puntocom» no tenían una masa crítica de usuarios que explique y justifique la valuación del negocio.
Aprendimos que si bien se puede «crear demanda», es mejor cuando la demanda crece organicamente, o a los empujones como ocurrió con la pandemia.
Aprendemos que si hay una necesidad… hay una respuesta, Si hasta los estados tuvieron que transformar sus sistemas y protocolos, e incorporar tecnología a la fuerza para poder llegar a los ciudadanos aislados.
Todo esto para dejar en claro que no tengo nada contra las empresas que logran superar la valuación de los US$1.000 millones. Aún cuando esa valuación es un indicador de «cuánto se espera de ellas», como nos dijo Felipe Diaz Ascuénaga de KPMG.
Algo habremos aprendido de las explosiones de burbujas del pasado, cuando se ve que el 73% de las inversiones en empresas tecnológicas de Latinoamérica se concentra en las que trabajan en finanzas y en comercio electrónico.
Aún hay en el caso de la Argentina una parva de empresas que están por pasar de nivel (jerga gamer de mi generación) y entrar al grupo de los millardos… aunque no están en los rubros antes mencionados como las estrellas del momento, pero cuyas actividades encajan con esa «nueva normalidad» dónde la conectividad tiene un rol preponderante.
En este grupo hay startups de satélites, otras del mundo biomédico y muchas iniciativas de bio y nano tecnología.
Siguiendo en la onda pinchaglobos, la Secretaría de Innovación Pública abrió la consulta pública sobre gestión de espectro radioeléctrico, incluyendo el afamado tema del mercado secundario.
Así que dejen de leer ya el TelcosMedia y pónganse a estudiar, porque desde hoy tienen 30 días corridos para hacer sus aportes.
En palabras de Martín Olmos, subsecretario de TICs: «camino al 5G, ponemos a consideración de todos los interesados los conceptos, las metodologías, las figuras y los procedimientos a incluirse en el proyecto de un nuevo régimen parala gestión del espectro radioeléctrico».
Ajá. pasen, vean y opinen.
Mientras tanto, la semana pasada LG logró transmitir y recibir exitosamente teraherzios de datos a través de una red 6G fuera de laboratorio.
Fue en Alemania, con una señal que corrió poco más de 100 metros entre los edificios del Instituto Fraunhofer Heinrich Hertz (HHI) y el Instituto de Tecnología de Berlín.
«Como el 6G THz tiene corto alcance y experimenta pérdida de energía durante la transmisión y recepción entre antenas, uno de los mayores desafíos en la evolución de la tecnología inalámbrica 6G ha sido la necesidad de amplificación de potencia para generar una señal estable en frecuencias de banda ultra ancha», explicó la compañía de telecomunicaciones al anunciar el hecho.
No puedo cerrar este editorial sin mencionar dos grandes eventos que tienen lugar esta semana:
1 El Ecommerce Day que será virtual del 25 al 27 de agosto y con una selección de expositores mucho más equitativa. Recuerdo que un par de años atrás marcamos la falta de nombres femeninos en una industria que los tiene.
2.- Las elecciones en CABASE, que tienen dos listas. Si, DOS listas. Sólo diré que una de ellas tiene sólo nombres masculinos.
Hasta la semana que viene!