Dicen que la historia se repite…

…que transitamos nuestras vidas en círculos.

A veces son círculos virtuosos y otras viciosos.

Dicen que la racionalidad diferencia a les seres humanes de los animales, aunque les mismes seres humanes son quienes quedan atrapades en los círculos… en los virtuosos y en los otros.

Romper la lógica de los círculos está en la naturaleza humana.

Modificar comportamientos para tener resultados diferentes.

De eso se trata, de buscar la salida al laberinto.

Si bien hay quienes siguen el hilo de Ariadna, hace ya rato que sabemos que «de todo laberinto se sale por arriba», como dijo Marechal en su famoso poema.

Y eso no es hacer trampa, sino encontrar la fórmula que permita encontrar la salida.

Ahora bien, hay quienes antes de animarse a «dar el salto» para intentar salir del laberinto… querrían tener un drone para chequear a dónde estarían cayendo.

Y a qué viene todo esto.

Parece que cuando TelcosMedia descansa, otros jugadores se mueven y cómo se mueven… Repasemos.

En los últimos 15 días renunció Tognetti a la presidencia de Arsat, fue designado gerente general de la compañía. Y Matías Tombolini asume la presidencia de la empresa, que volvía a tener un gerente general después de casi 6 años… o por ahí.

Jorge Neme, como vicejefe de Gabinete, toma protagonismo; primero por conducir la asamblea de accionistas de Arsat… y mientras tanto con una serie de reuniones con PyMEs, por un lado y la semana pasada con grandes empresas de telecomunicaciones.

El mensaje del Ejecutivo, representado en estos encuentros por Neme fue clarito clarito: Queremos «conectar a los no conectados» (algo que ya escuchamos decir antes… no?) y para plasmar este objetivo hay que trabajar «en conjunto sector público y privado».

Ah…. y el «690 no se cambia».

«Hagan propuestas»… propuestas, no apuestas.

O sea, originalidad cero, porque es lo mismo que le viene pidiendo el Poder Ejecutivo a la industria en lo que va de la gestión.

Pero… gana puntos en persistencia y coherencia. Eso seguro.

Ahora bien, el tema en la mesa es el recontra archiconocido DNU 690 que declara los servicios de comunicaciones como servicios públicos.

AJA. Otra vez. Las empresas, al menos las grandes, las que se reunieron el miércoles pasado, mantuvieron la posición «innegociable» de: «si me seguís llamando servicio público, no hay acuerdo para nada».

Palabra va, palabra viene, lo innegociable se puso en la mesa de negociaciones y aún con el sonido de fondo del «liberen a Willy… digo… liberen los precios minoristaaaasssss», quedaron en nuevas reuniones de trabajo… y la frase de la semana: «Reúnanse con Tognetti».

Claro, que esto fue el miércoles, dos días antes de la renuncia indeclinable de Pablo Tognetti a la gerencia general de Arsat.

Dicho sea de paso y sin entrar en detalles de salmón a las hierbas ni nada de eso, la renuncia de Tognetti, durísima en términos políticos,  «se debe a diferencias en la gestión corporativa, no a diferencias políticas», según dijo personalmente a esta reportera.

Insisto, sin entrar en detalles «arsatécnicos»… el interlocutor definido no pertenece a la administración pública nacional.

Esto no significa que no haya interlocutores válidos, dado que hay más de une funcionarie capacitade, entendide y con expertise como para sentar a la mesa negociadora.

Además, el tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos y marzo avanza… después va a resultar que se reunieron sobre el fin de mes y no hay forma de adecuar las liquidaciones ya emitidas a los clientes.

Película repetida.

Con las PyMEs, la reunión también instó a buscar propuestas para «salir del laberinto»… aunque en este caso no los mandaron a hablar con Tognetti.

Broche de oro pre regreso del TelcosMedia. Sale reorganización de áreas en Jefatura de Gabinete.

Así las cosas, la que era secretaría de Innovación Pública, pasa a ser Secretaría de Innovación del Sector Público… y aparece una secretaría de Coordinación Presupuestaria para el Desarrollo, de la cual dependen ahora la Subsecretaría TiC y la ONTI.

A su vez y no menos relevantes, Enacom y Arsat salen de la órbita de la Secretaría de Innovación Pública…

O sea… si tiene 4 patas, mueve la cola y ladra, difícil que no sea perro.

El resumen de los cambios es que a las muchas actividades y responsabilidades que ya tiene la vicejefatura de GABINETE, le sumó injerencia directa en telecomunicaciones.

Y sino… será una nueva especie de animal que ladra.

En definitiva, a ojo de buen cubero… tanto en la/las secretarías como en Arsat, las modificaciones generan un clima de alteración de ánimos de esos para los que las consultoras de recursos humanos tienen cientos de palabras diferentes, pero que en el barrio se dice… no, para, muy grosero… digamos que los cambios generan incertidumbre que queda mejor.

Y la incertidumbre deriva en lentificación de proceso o, lo que es peor, tener que empezar de cero. Y ya pasaron dos años y medio de Gobierno.

Digo, porque con la pandemia une pierde la noción del tiempo, no?

Hasta la semana que viene.

Artículo anteriorBanco Central de Brasil anuncia reglas más estrictas para fintechs
Artículo siguienteRoncoroni y los riesgos de los precios bajos
TelcosMedia es para mí la materialización de una idea que me rondaba hace rato, casi desde que dejé de hacer el Telcos, allá lejos y hace tiempo, durante el proceso de desregulación de las telecomunicaciones. La industria atraviesa hoy un momento que en muchos aspectos se parece al de aquellos años. Y yo aquí, con un par de canas más, firme al pié del cañón como testigo privilegiada de un proceso en el que finalmente veremos un mercado que abrirá la competencia de todos contra todos. Y este "momentum" tan especial de la industria, en el que todos los días hay novedades, muchas en ON y muchas más en OFF, es la excusa ideal para este revival telco que está dando forma al TelcosMedia, una aventura en la que espero me acompañen.