Inicio En Off Frente común

Frente común

143

Empresas pymes, grandes y cooperativas del sector de telecomunicaciones mostraron un frente común en la jornada realizada por la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Energía y Telecomunicaciones Rurales, Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CLERTIC).

El mismo encuentro donde el titular de Arsat, Matías Tombolini, ratificó la decisión política de expandir la infraestructura de redes, sin caer en la criticada acción de «pasar por donde ya hay un tritubo».

Enfervorizadamente afirmó que «las telecomunicaciones no son de derecha», y «tampoco de izquierda»; auuuunque… aclaró que la diferencia aparece cuando se trata de política satelital.

Porque no es lo mismo dejar en manos de empresas extranjeras el manejo de satélites y sostener la «soberanía satelital» que significa tener los propios.

También recordó -para quien no lo hubiera escuchado- que Arsat no hará última milla y que el rol de la empresa como firma estatal es cubrir dónde el privado no llegó.

Si bien no estaba toooodo el arco gubernamental de telecomunicaciones -además de Tombolini estuvo presente el secretario de telecomunicaciones, Mateo Gómez-, fue llamativo el bajo tono de las críticas al 690. Las hubo, obviamente, pero no fueron el eje de los discursos.

Por ejemplo, las dos grandes convocadas, Telecom y Movistar, invitaron más a ver el futuro que a discutir el presente.

Marcelo Tulisi, de la cámara de cableoperadores pymes, fue el único que mencionó el 690, con la frontalidad que lo caracteriza. También fue el primero en marcar que la redundancia de redes es «cosa de locos». Porque ya no solo es entre el sector público y el privado, sine también duplican infraestructuras entre prestadores del sector público.

Tulisi marcó además uno de los temas que se está instalando cada vez con más fuerza, que es la imposición tributaria sobre las plataformas de contenidos… sí, las OTT,, ahhhhh claro, la imposición tributaria que hoy no existe.

Mientras tanto por Telecom, Hernán Verdaguer no esquivó la historia de la relación entre las grandes y las pymes y las cooperativas, distinguió en su exposición el rol de Franco Cecchini (Catip)… y sí, se tiraron flores a lo bruto.

Hasta Roncorini nombró al talibán Alejandro Paolini, y para hablar bien…

Vuelvo a Verdaguer quien señaló, una vez más, los altos niveles de conectividad que tiene Argentina, mérito no sólo de las grandes empresas «sino de que en cada pueblo hay un operador»… aja… mirá vos.

Para agregar que «hacia adelante» lo que se viene requiere de «inversiones, créditos y que el país mejore».

Alejandro Lastra, de Movistar, marcó que este año las empresas en el mundo están invirtiendo en el «Meta-verso» o internet inmersiva (porque de meta verso, les argentines tiene alllllto know how) US$ 47.000 millones (menos que el préstamo del FMI al macrismo).

Pero claro que es un montonazo en un mundo que descubrió el mal de la inflación… por ejemplo.

Volviendo a Lastra, avecina un «tsunami de datos» que necesitarán redes «robustas y con inteligencia artificial».
O sea… mejores que las actuales.

De paso cañazo… y supongo que sin querer… utilizó una de las frases de cabecera de les funcionaries de este Gobierno «conectar a los no conectados».

«Demos respuesta», instó Lastra.

Finalmente, alentó a la creación de una «nueva articulación público privada».

Interesante verles a todes juntes y tan de acuerdo… Como diría mi abuela «hay dos caminos»: O realmente avanzan en una convivencia positiva, de cara al cambio que se presenta para el mercado, en un país dónde aún hay unas 300 cooperativas, que prestan, por ejemplo, sólo el servicio de electricidad en sus pueblos. O esta convivencia se desarma al primer paso en falso de algune de los actores del sector…

Te conozco mascarita… cuenta el tango.

Hasta la semana que viene.

Artículo anteriorLa aplicación de tecnologías digitales podría reducir hasta un 20% las emisiones hacia 2050
Artículo siguienteAntonio Roncoroni sobre el modelo argentino de telecomunicaciones
TelcosMedia es para mí la materialización de una idea que me rondaba hace rato, casi desde que dejé de hacer el Telcos, allá lejos y hace tiempo, durante el proceso de desregulación de las telecomunicaciones. La industria atraviesa hoy un momento que en muchos aspectos se parece al de aquellos años. Y yo aquí, con un par de canas más, firme al pié del cañón como testigo privilegiada de un proceso en el que finalmente veremos un mercado que abrirá la competencia de todos contra todos. Y este "momentum" tan especial de la industria, en el que todos los días hay novedades, muchas en ON y muchas más en OFF, es la excusa ideal para este revival telco que está dando forma al TelcosMedia, una aventura en la que espero me acompañen.