Inicio Economía del Conocimiento Después del impulso de EE. UU., la UE detiene el plan fiscal,...

Después del impulso de EE. UU., la UE detiene el plan fiscal, pero Irlanda se mantiene firme

549

La Unión Europea acordó retrasar un plan de impuestos corporativos para el bloque tras la presión de la administración estadounidense, en un intento por facilitar un acuerdo fiscal global más amplio, pero Irlanda, miembro de la UE, reiteró sus críticas a la reforma, informó la Agencia de Noticias Reuters.

Las 20 economías más grandes del mundo respaldaron el sábado un plan para una revisión global del impuesto de sociedades que introduciría una tasa impositiva mínima y cambiaría la forma en que se gravan las empresas grandes como Amazon (AMZN.O) y Google (GOOGL.O), basado en parte en donde venden sus productos y servicios en lugar de en la ubicación de su sede.

La reforma, si se finaliza en octubre, necesitaría la aprobación parlamentaria en los más de 130 países que la apoyan, incluido el Congreso de Estados Unidos, donde podría enfrentar la oposición de los republicanos. Todos los estados miembros de la UE también deben aprobar reformas fiscales, incluido el acuerdo global previsto.

En un intento por eliminar un posible obstáculo al acuerdo global, la UE cedió a la presión de Estados Unidos y dijo el lunes que retrasaría su propio plan para un impuesto separado sobre las ventas en línea, que la administración de Estados Unidos temía que pudiera haber llevado a más críticas a la reforma fiscal global en el Congreso de los Estados Unidos.

«Hemos decidido suspender nuestro trabajo sobre nuestro nuevo impuesto digital», dijo el portavoz de la comisión de la UE, Daniel Ferrie, en una conferencia de prensa en Bruselas el lunes, y señaló que el bloque reevaluará la situación en otoño. La propuesta fiscal estaba prevista para finales de julio.

El anuncio coincidió con la visita de la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, a Bruselas y siguió a las reiteradas presiones de ella durante una cumbre del G20 el fin de semana y antes.

El comisionado de Economía de la UE, Paolo Gentiloni, dijo a los periodistas que posponer el plan del bloque facilitaría la concentración en lograr «la última milla» del acuerdo global.

Sin embargo, siguen existiendo algunos obstáculos contra el acuerdo global, incluidos tres países de la UE: Irlanda, Hungría y Estonia.

Irlanda ha dicho que no puede soportar el piso del 15% para la tasa impositiva global, que tiene la intención de evitar que las multinacionales busquen la tasa impositiva más baja, pero obligaría a Dublín a aumentar su tasa del 12,5%, lo que ha sido fundamental para convencer a varias empresas de hacer de la isla su sede de la UE.

Yellen reiteró el lunes su llamado a los 27 países de la UE para que se unan al acuerdo global.

«Necesitamos poner fin a que las corporaciones transfieran los ingresos de capital a jurisdicciones de impuestos bajos y a los trucos contables que les permitan evitar pagar su parte justa», dijo en un comunicado.

Pero el ministro de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe, no pareció haber cambiado sus críticas a la reforma. Después de una reunión con Yellen, su portavoz dijo que le había repetido el apoyo de Irlanda al cambio en la forma en que se gravan los impuestos a las multinacionales, pero su oposición a la tasa mínima del 15%.

Donohoe dijo, sin embargo, que Irlanda estaba comprometida con el proceso y estaba lista para participar en las próximas semanas con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que está coordinando las conversaciones sobre la reforma global.

Fuente: Reuters